LAS CÁMARAS DE FOTOS CON LAS QUE JUGÁBAMOS


Qué ratos más divertidos pasábamos jugando a ser fotógraf@s con nuestras super cámaras de plástico puro y duro, de colores chillones, colgadas de nuestros cuellos como unos turistas chinos y que eran más simples que un botón porque lo único que hacían era sacar propulsado hacía adelante una especie de gusanito (por llamarlo de alguna manera porque nadie sabía lo que era aquello) el cual te miraba con ojos saltones y la lengua fuera como diciéndote "te voy a dar un susto que te vas a caer de espaldas"... Y aunque no asustaba lo más mínimo, nos moríamos de la risa con nuestros padres, cuando íbamos en su busca, todos ingenuos y convencidos de que les íbamos a asustar. 

Pero lo más gracioso de todo eran esos ruidos super extraños que hacían para fingir un grito aterrador y hacernos creer que de verdad los habíamos asustado:

- Mamá, ponte aquí que te voy hacer una foto. Mira el pajarito. 1...2...3... ¡¡Zasca!!(apretábamos el botón)...
- Aaaaaaaarrrggggg!! que sustoooo me has dadooooo!!! Madreee míaaaa no me des esos sustoooos !!!  eeehhh!! casi me da algo !!!
- Jajajajajajaja... te he asustado !! te he asustado !! te he asustado !!...


SI PINCHAS SOBRE LA IMAGEN PODRÁS VERLA A COLOR





No hay comentarios :

Publicar un comentario